Qué pasa si no pagas el alquiler

Las situaciones que pueden darse al no pagar el alquiler de una vivienda son diferentes dependiendo el país y las leyes dónde se vive. En España, por ejemplo, las leyes van modificando o se incorpora nuevas medidas año tras año.

A finales del pasado año, esto es lo que podía pasar por no pagar el alquiler.

Aquellos que no hubieran pagado el alquiler, en un plazo de 10 días si no lo han pagado, podrán ser desahuciados. Se introdujeron tres cambios importantes:

Qué pasa si no pagas el alquiler
  • Antes el propietario podía demandar al inquilino moroso después de dos meses de no pagar, y en ese momento puede hacerse a partir del primer mes de no pagar.
  • El periodo del cual el inquilino dispone para alegar, queda reducido a 10 días desde el momento en el que el casero presenta la denuncia por impago del alquiler en el juzgado. El plazo del que se disponía anteriormente era de un mes. Si el inquilino no efectúa el pago en ese plazo, es posible que el juez dicte la resolución del contrato de forma inmediata y emita la sentencia. Normalmente, desde el momento de la sentencia hasta el desahucio pasaran no menos de cuatro meses.
  • Con estos cambios, el desahucio podrá hacerse con la presencia de un único funcionario judicial acompañando a la policía y al cerrajero, cuando anteriormente lo hacían dos. Con esta medida, se intentará duplicar la actividad judicial y acortar los cuatro meses o más que pasan desde la sentencia del juez hasta el desalojo de la vivienda.

Otra medida de la nueva ley es que los inquilinos pueden abandonar la vivienda con un aviso de solo un mes de antelación y por lo contrario, si el propietario desea recuperar la casa para uso familiar, lo puede hacer informando con dos meses.

Qué pasa si no pagas el alquiler a tiempo

La aparición de las vacaciones por lo general significa la desaparición del dinero para muchos y, a veces, incluso los inquilinos más austeros y responsables se enfrentan a la imposibilidad de pagar la renta. Si esto te pasa a ti, no te preocupes. Al manejar profesionalmente y seguir ciertas pautas, deberías ser capaz de convencer a tu propietario para aplazar la fecha de vencimiento del pago.

A pesar de que ser incapaz de hacer un pago puede resultar embarazoso, nunca debes intentar evitar al propietario hasta tener el dinero. Hacer eso es inmaduro, y lo más probable es, que crezcan conflictos y malestar entre los dos. Del mismo modo, no debe enviarse un cheque que bien se sabe, va a rebotar y ser devuelto por no disponer del dinero. Esto no servirá para comprar tiempo, y encima, terminarás debiendo más dinero que antes. No sólo deberás ser responsable de pagar la comisión bancaria por un cheque devuelto, si no que el propietario legalmente puede cobrarse por esto además de los recargos que puedan aplicarse. La mejor solución si no puede pagarse el alquiler en el momento que toca, es ser lo suficientemente responsables como para acercarse a su propietario y explicar la situación.

Qué puede pasar por no pagar el alquiler a tiempo

Si es posible, explicar al propietario que el problema es temporal debido a los días festivos. Al pedir una extensión, se debe ser razonable en la solicitud. No debe esperarse que el propietario acepte un pago atrasado de dos semanas a más sin ningún reparo. Los propietarios tienen pagos a realizar, también. Si no puedes hacer el pago al completo en unos pocos días, debes tratar de pagar al menos una parte del alquiler. Si puedes hacer esto, el propietario puede justificar una mayor extensión.

Si esta es la primera vez que se ha hecho un pago de alquiler tarde, y se ha sido un buen inquilino hasta ese momento, el propietario seguramente no querrá perderte y no tiene por qué desconfiar. La mayoría de los propietarios preferirían aceptar el pago unos días más tarde en lugar de esperar semanas para encontrar nuevos inquilinos. El desalojo puede ser costoso e inconveniente tanto ti como para el arrendador. Sin embargo, si vives en una zona muy conveniente, el propietario podría no tener problemas para desalojarte y conseguir nuevos inquilinos, y tiene el derecho legal para hacerlo.

Si tienes suerte, el dueño estará de acuerdo en extender la fecha de vencimiento. Si lo hace, debes inmediatamente poner el acuerdo por escrito. Recuerda que el propietario te está haciendo un favor, y debes seguir adelante con tus promesas y cumplirlas. Debes estar preparado para pagar recargos si se especifican en el contrato de arrendamiento, y tratar de mantener tus finanzas en orden para que no te encuentres en esta situación otra vez.