Qué pasa si no pago el seguro del coche

Puede darse el caso de que decidamos dejar de pagar el seguro del coche. Las razones pueden ser varias, que no queramos continuar utilizando el coche, que queramos cambiar de compañía aseguradora o simplemente, que no podamos pagarlo. Con la situación económica actual, esta es una de las razones más comunes por lo que no está de mal conocer las consecuencias de no pagar el seguro. Hay que tener en cuenta que, por lo general, el seguro se renueva automáticamente por lo que debemos estar atentos para cancelar el cobro antes de que se efectúe o si no, tendremos que devolver el recibo, para lo que será necesario hacer gestiones en el banco.

Qué pasa si no pago el seguro del coche

Qué pasa si dejo de pagar el seguro del coche

No pagar el seguro implica quedarse sin las coberturas del mismo por lo que no debemos utilizar el coche en ningún momento y por ninguna razón. Aunque sea una emergencia. Si utilizamos el vehículo sin seguro estamos haciendo algo ilegal ya que es necesario al menos, llevar el seguro obligatorio por ley. El seguro obligatorio es un seguro a terceros que cubre los daños que hacemos a otras personas, ya sean físicos o materiales. Si la policía se da cuenta de que condicimos el coche sin seguro la multa puede llegar hasta los 3.000€. Lo peor es que, en caso de accidente, tendremos que cubrir los daños con el propio patrimonio, lo que puede suponer la ruina total dependiendo de la gravedad del accidente.

Cuando desaparece la cobertura

La cobertura del seguro no desaparece en el momento en el que dejamos de pagar. La OCU establece unos plazos que son los siguientes:

Cuando se produce un impago del seguro, la compañía aseguradora está obligada a seguir cubriendo al asegurado al menos un mes más. Después de este mes, ya no tendremos seguro y no podremos utilizar el coche. Una vez hemos perdido el seguro, el cliente tiene 5 meses más para pagar y recuperar el seguro que tenía.

El imago del seguro no tiene consecuencias siempre que la compañía de seguros entienda el ipago como la finalización del servicio contratado y desee reclamar el derecho a lo debido. Dicho de otro modo, si cancelamos el seguro sin avisar, es decir, dejamos de pagar de golpe, la compañía podría decidir reclamar la cuota, aunque en la mayoría de los casos no lo hace.

Qué pasa si dejo de pagar el seguro del coche

Se recomienda avisar con al menos 2 meses de antelación que se ha decidido no renovar la póliza y leer el contrato para ver si la compañía establece un plazo distinto de preaviso. En caso de no poder pagar el seguro, se puede negociar con la compañía el pago graccionado de manera que en lugar de pagar todo de golpe se haga en dos o tres plazos. Esto suele encarecer un poco seguro pero en ocasiones, puede ser beneficioso si nos encontramos en una situación delicada. A veces, esto puede encarecer la cuota hasta el 30%.