Qué pasa si no pago un crédito

Una gran cantidad de clientes de préstamos que hasta hace poco estaban al día de pago, se encuentran que en el largo plazo no son capaces de pagar sus obligaciones económicas. Es normal preguntarse a qué consecuencias nos enfrentamos en caso de no poder hacer frente a los pagos del préstamo o del crédito en el día que toca.

Dependiendo de lo que los documentos del préstamo que se formaron así como en qué estado o país vive la persona, puede haber consecuencias más o menos difíciles. Básicamente por este motivo, en primer lugar, sugerimos hacer todo lo posible para conseguir el pago de préstamos a tiempo. La segunda opción sería ponerse en contacto con el prestamista y explicar por qué no puede pagar a tiempo para ver si podría darse el caso de un cambio en las condiciones o una adaptación del contrato que permitiese el pago tardío o en menores cuotas. Es posible que el prestamista esté de acuerdo, pero no deberías apoyarte en esta teoría como solución porque lo más probable es que no sea así.

Qué pasa si no pago un crédito

Qué ocurre si no pago un crédito

Dependiendo de con quien hayas contratado el préstamo, también debes saber que si no se trata de entidades de confianza, es posible que estas empresas o personas hagan presión para que pagues amenazando con que vas a ir a la cárcel por no pagar. Los clientes están siendo amenazados por los prestamistas sin ética con que van a ser enviados a la cárcel si no les pagan, algo que, simplemente no es verdad. Nadie puede ser arrestado por no pagar una letra del préstamo a tiempo.

Lo primero que debes saber cuando dejas de pagar un préstamo es que es muy probable que esta situación sea comunicada a las distintas agencias de consumidores, o a las listas de morosos, lo que hará que su imagen como persona solvente se deteriore y muy probablemente te cueste conseguir otro prestamo más adelante.

Cuando no se paga a tiempo, se suele incurrir en la penalización lo hace que la deuda aumente considerablemente. Cada letra que dejamos de pagar a tiempo se convierte en una deuda mayor por lo que, si se puede, es mejor evitar no pagar, ya que estemos agravando la situación

¿Por qué las sanciones de préstamos son tan altas?

Las deudas de préstamos son altas porque la compañía de préstamos está tomando un gran riesgo en los préstamos, especialmente si se trata de pequeños préstamos (hasta unos 3.000€) que se conceden sin ejecutar comprobaciones de crédito. En estos casos la compañía toma un riesgo muy alto por lo que los intereses así como las penalizaciones son muy altas. Si has pedido un préstamo y lo único que te han pedido para dartelo es la dirección y una prueba de que tienes empleo, sé consciente de que las penalizaciones serán muy altas.

Qué ocurre si no pago un préstamo

¿Qué pasa cuando no pago un préstamo?

Si te niegas a pagar su préstamo el día que corresponde o simplemente no puedes pagar, la compañía de préstamos puede tardar varios en actuar. El primer paso que dará la compañía será aumentar el interés del préstamo de modo que la deuda comenzará a ser cada vez mayor.

El siguiente paso que puede hacer la compañía, si se sigue sin pagar el préstamo o el crédico, es acudir a los tribunalesalegando que no has cumplido con las obligaciones del contrato. Cuando se obtuvo el préstamo, se firmó en los documentos que la persona que lo solicitaba se comprometía a devolver el dinero más unos intereses. Este documento es jurídicamente vinculante. Si el negocio de préstamos tiene un juicio contra ti, serás responsable de los honorarios del tribunal también por lo que de nuevo, la deuda, volverá a crecer. Aconsejamos no llegar a este punto si se puede evitar ya que los problemas van aumentando conforme va pasando el tiempo. Por último, el juez puede tomar medidas adicionales para obtener gravámenes sobre tu propiedad y tu casa con el fin de obtener el préstamo pagado. Si es necesario puede embargar parte de a nómina u obligarlo a vender propiedades para pagar lo que debe.

Otras consecuencias de no pagar un préstamo

Es posible que puedan pasarte alguna de las siguientes cosas:

  • Ya no seas elegible para recibir ayuda financiera del estado (ayudas, becas, etc.)
  • Pérdida de la capacidad para calificar para otro préstamo.