Qué pasa si se apaga el sol

Si de un día para otro nos quedasemos sin sol, es decir, este se apagara por cualquier motivo, las consecuencias no serían inmediatas. De la misma manera que, si pones algo caliente dentro del congelador, esta no se vuelve fría inmediatamente, con el Sol y la Tierra ocurre lo mismo.

Qué pasa si se apaga el sol

En primer lugar, la Tierra mantendría el calor durante mucho tiempo en comparación con la temperatura que hace en el espacio. No obtante, animales, plantas y seres humanos, notaríamos el frío mucho antes.

En tan solo una semana, la temperatura de la Tierra estaría pode debajo de los 0° Farenheitt y en un año, a -100°. Los mares y océanos comenzarían a congelarse pero es precisamente este efecto el que ayudaría a conservar la temperatura y que no bajase más.

La vida sin sol

Algunos microorganismos podrían vivir sin el calor, especialmente aquellos que viven en la corteza terrestre, pero en realidad, la mayoría de los seres vivos no podrían sobrevivir sin el calor. Esto incluye también a las plantas, que perecerían en solo unas semanas al no poder realizar la fotosíntesis (el sol es esencial en este proceso). Es muy probable que árboles de gran tamaño fuesen capaces de sobrevivir algunas décadas gracias a su capacidad para ralentizar el metabolismo. Los animales morirían de frío en poco tiempo.

El ser humano podría intentar sobrevivir en refugios nucleares o geotérmicos. Precisamente Islandia es un lugar óptimo para intentar vivir ya que allí el 87% de los hogares utilizan la energía geotérmica (el calor del interior de la tierra) para subsistir. Este modelo de vida podría ayudar a los humanos a vivir algunas décadas e incluso siglos.

Qué pasa si el sol desaparece

No es ninguna exageración decir que el sol sostiene la vida en la Tierra ya que no sólo proporciona luz y calor, sino también la energía que nos ayuda a mantenernos abastecidos con el oxígeno y los alimentos. Pero ¿y si el sol explotara o de repente se apagara?

Qué pasa si nos quedamos sin sol

El primer gran cambio que se notaría sería la ausencia de luz. Por supuesto, esto no ocurriría de forma instantánea, ya que tarda ocho minutos y 20 segundos que la luz del sol llegue a la Tierra. Es decir, empezaríamos a notar la ausencia de luz 8 minutos y 20 segundos después de que se hubiera apagado el sol.

Sin el sol no habría luz suficiente para que todos nosotros pudiéramos ver un poco (tendríamos la luna, pero claro, no todo el tiempo en todas las zonas). La electricidad y los combustibles fósiles seguirían siendo utilizables durante un tiempo. Así que las ciudades y pueblos podrían seguir siendo iluminados por fuentes artificiales.

Sin luz solar, la fotosíntesis cesaría. El 99,9% de la productividad natural de la Tierra realiza la fotosíntesis, lo que requiere el sol y sin él las plantas ya no serían capaces de inhalar y exhalar dióxido de carbono para mantener la vida.

Una última cosa a tener en cuenta: el sol no sólo ilumina y calienta nuestro planeta, sino que también proporciona la gravedad que nos mantiene en órbita. Así que, si su masa desapareciera también de repente (esto es imposible), el planeta estaría volando a la deriva sin rumbo fijo.