Qué pasa si vomito

Las náuseas y los vómitos en adultos no suelen ser un signo de algo grave y tienden a durar sólo uno o dos días.

Qué pasa si vomito

El vómito es la manera del cuerpo de librarse de sustancias nocivas en el estómago, o puede también ser una reacción a algo que ha irritado el intestino.

Una de las causas más comunes de vómitos en adultos es la gastroenteritis. Esta es una infección del intestino por lo general causada por una bacteria o un virus, como el norovirus. La gastroenteritis también causa diarrea. El sistema inmune generalmente lucha contra la infección después de unos días.

Sin embargo, en ocasiones el vómito puede ser un signo de algo más grave, como un bloqueo en los intestinos o piedras en los riñones, por lo que si te sientes muy mal o estás preocupado por el vómito, confía en tus instintos y llama a tu médico de cabecera.

Por qué se vomita

Causas más comunes de los vómitos en adultos

  • Gastroenteritis: La gastroenteritis o intoxicaciones alimentarias son las causas más comunes de vómitos en adultos.
  • Embarazo: El embarazo puede causar vómitos. Las mujeres embarazadas son especialmente propensas a sufrir náuseas y vómitos por la mañana.
  • Migraña: Los vómitos por migraña por lo general comienzan al mismo tiempo que el dolor de cabeza palpitante y desaparecen una vez se alivia el dolor de cabeza. El médico de cabecera será capaz de prescribir medicamentos contra la enfermedad para ayudar a aliviar esto.
  • Apendicitis: La apendicitis, que es una emergencia médica, puede causar vómitos. También tendrás dolor extremo en el abdomen y necesitarás que te extraigan el apéndice. Debes llamar a urgencias para pedir una ambulancia si piensas que tienes apendicitis.
  • Laberintitis: La laberintitis es una infección en el oído interno que también causa mareos y una sensación de movimiento. El médico de cabecera podrá recetarte medicamentos para aliviar los síntomas mientras el sistema inmune combate la infección, que puede tardar un par de semanas.

Causas más inusuales de los vómitos en adultos

Los siguientes factores pueden ocasionalmente causar vómitos en adultos:

  • Un nivel anormalmente alto de azúcar en sangre (hiperglucemia) o bajo nivel de azúcar en sangre (hipoglucemia)
  • Un bloqueo en los intestinos, como una hernia o cálculos biliares
  • Una infección renal
  • Un cálculo renal que ha bloqueado el tubo desde el riñón a la vejiga a través del cual pasa la orina
  • Ciertos medicamentos, como los antibióticos
Qué pasa si tengo ganas de vomitar

¿Qué sucede cuando se vomita?

Por lo general, pero no siempre, los vómitos van acompañados de náuseas. Las arcadas o "agitación seca", acciones espasmódicas respiratorias, siguen a las náuseas. Inmediatamente antes de que ocurra el vómito, una serie de eventos pueden ocurrir. Se toma una respiración profunda y la epiglotis y el paladar suave cierran la tráquea y la nasofaringe, el diafragma se contrae provocando una presión negativa, se contraen los músculos del estómago y el esófago se abre. A continuación el contenido gástrico e intestinal es impulsado hacia fuera.

Cuándo visitar al médico de cabecera

Se recomienda llamar o visitar al médico si se tiene alguno de los síntomas descritos a continuación, lo que significa que puede existir un alto riesgo de deshidratación o puede tenerse una condición subyacente más seria.

  • Si has estado vomitando incontrolablemente durante más de 24 horas.
  • No has sido capaz de retener los líquidos por 12 horas o más.
  • Tu vómito es de color verde. En este caso es probable que estés tosiendo bilis, un líquido que el sistema digestivo utiliza para digerir los alimentos. Esto sugiere que puedes tener una obstrucción en el intestino.
  • Hay sangre en el vómito o lo que parecen ser gránulos de café. Esta es una señal de una úlcera péptica.
  • También tienes dolor de estómago severo.

Qué pasa si vomito sangre

El vómito con sangre (hematemesis) se refiere a cantidades significativas de sangre en el vómito. Las pequeñas rayas o manchas de sangre en el material que se regurgita o tose no se considera vómito de sangre. La sangre en el vómito puede ser de color rojo brillante, o puede aparecer de color negro o marrón oscuro como el café molido.

Mientras que vomitar sangre puede ser causado por la sangre ingerida, a partir de una hemorragia nasal o tos enérgica, verdaderamente el vómito con sangre por lo general representa algo más grave y requiere atención médica inmediata. El sangrado en el tracto gastrointestinal superior (boca, el esófago, el estómago y el intestino delgado superior) desde las úlceras pépticas o los vasos sanguíneos rotos es una causa común de vómitos de sangre. Llamar a urgencias si se vomita sangre que ha provocado mareos después de haber parado, respiración rápida y superficial u otros signos de shock.

Vomitar sangre puede deberse a:

  • Insuficiencia hepática aguda
  • Hepatitis alcohólica
  • Aspirina
  • Tumores benignos en el estómago o en el esófago
  • Cirrosis (cicatrización del hígado)
  • Defectos en los vasos sanguíneos gastrointestinales del tracto
  • Lesión de Dieulafoy (una arteria que sobresale a través de la pared del estómago)
  • Duodenitis (inflamación en la primera parte del intestino delgado)
  • Cáncer de esófago
  • Várices esofágicas (venas dilatadas en el esófago)
  • Esofagitis (inflamación del esófago)
  • Erosiones gástricas (desgaste del tejido que recubre el estómago)
  • Varices gástricas (venas dilatadas en el estómago)
  • Gastritis (inflamación del estómago)
  • Mallory-Weiss (desgarro en el esófago asociada a la presión causada por vómitos o tos)
  • Medicamentos anti-inflamatorios no esteroideos (AINE)
  • Cáncer de páncreas
  • Pancreatitis (inflamación del páncreas)
  • Úlcera péptica
  • Hipertensión portal (presión arterial elevada en la vena porta)
  • Vómito prolongado o vigoroso
  • Cáncer de estómago

En los lactantes y niños pequeños, los vómitos de sangre también pueden ser consecuencia de:

  • Defectos de nacimiento
  • Trastornos de coagulación de la sangre
  • Alergia a la leche
  • La sangre que se ingiere, por ejemplo, de la nariz
  • Objetos que se hayan podido ingerir